Roscos de Vino Enmelados

El enmelado es una forma tradicional de cubrir de azúcar glas un dulce. Para ello se baña dicho dulce en un almíbar preparado para a continuación volcarlo en una fuente llena de azúcar fina o azúcar glas. Ello le da una suave cobertura llena de textura crujiente y de dulce sabor.

El rosco de vino en sí tiene una textura algo dura, no es un dulce blandito; tiene un toque de clavo y se elabora con vino blanco de la tierra, vino que nos sirve una de las bodegas más antiguas de Estepa y que proviene del marco de Montilla Moriles.

Y la esencia principal además del uso de las mejores materias primas, tiene a nuestras ‘mantecaeras’ como protagonistas: sus manos. Es imposible que haya dos roscos de vino enmelados iguales, porque el enmelado es 100% a mano. Uno a uno gracias a ellas y a su trabajo, se pasan por el azúcar glas para que adquieran la capa necesaria tras haberlos pasado por el almíbar.

Para nosotros es un orgullo conservar la receta y la forma de elaborarlo, porque no ha cambiado desde que lo elaboramos por primera vez. ¡No sabríamos hacerlo de otra forma!

¿Quieres comprar roscos de vino enmelados? Los tienes aquí y están a un precio fantástico.

 

EDN-ROSCOS-DE-VINO-CUARESMA-RRSS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s